Biografía


         Nací en Tenerife. Pronto viajé para conocer qué otras cosas había más allá de nuestros barrancos. Aunque todo es hermoso, volví para quedarme. Decidí permanecer en nuestra geografía fragmentada porque la amaba y porque podía ver y sentir el mar a voluntad. Me gusta utilizar los instrumentos que la cultura pone a nuestro servicio: la escritura, el cine, la escultura, la pintura, el teatro, la radio, la televisión, la gestión cultural, el periodismo, la música, las terapias alternativas de sanación... como manifestaciones amorosas de vivir en el mundo.

         Aunque no es nada fácil hacer cine ―es parte de ese gusto mío por relacionar transversalmente los hechos de creación―, fue grande la experiencia de poner en práctica la sinergia de literatura y cine con la producción del largometraje que rodamos en Tenerife, titulado Piel de cactus. Canarias tiene una deuda pendiente con las artes y con la industria del cine; quien sepa hacerlo bien ayudará a nuestras gentes a dar un salto cualitativo en el tiempo (físico y mental).

         Vivir es una aventura instantánea que se perfecciona en todo momento y se destruye para recomenzar a cada rato. Estar en el presente es luchar contra la entropía, aceptándola, experimentando soluciones. Escribir, hacer teatro o cine, y enseñar a otros compartiendo lo que hemos recibido, es parte del riesgo de sentir el eterno presente que se renueva cada vez que te enfrentas con el caos, el vacío de un papel en blanco, la pantalla del ordenador, el público, la lectura o el proceso de la creación... Se pueden poner cerca ambas aventuras: vivir y escribir, porque éxito y fracaso son la misma cosa. Sólo pasar, sin empeñarse en dejar huellas, es nuestra auténtica naturaleza. No creo en ningún tipo de engaño, ni que haya que perpetuarse a través del arte, la cocina, los hijos, el cine, los libros o los negocios... Aunque el alto placer de crear te comunique con tu Dios interior. Mas todo ha de ser creación o no es nada que valga la pena.

        También resulta sublime subirse a un escenario para revivir personajes, dar una charla o recitar poemas en alta voz de Luis Cernuda, Omar Kahayyam, Tomás de Iriarte, García Lorca, Hakim Sanai o W. Whitman. O emplear la manopuntura para ayudar a aliviar el sufrimiento humano. O, sencillamente, pasear a la luz de la luna mientras oímos juntos el rumuroso Om del mar.

 

Descarga
Currículo Alberto Omar Walls.pdf
Documento Adobe Acrobat 89.1 KB