Regia recepción

                                       © Alberto Omar Walls

 

 

     El nuevo Francisco también permitió que le organizaran la tradicional recepción de su papado. Miles de viajeros de todo el orbe, regios y de a pie, llegaron a Roma movilizando agencias, aeropuertos, hoteles, tiendas de souvenirs…

 

      Existiendo toda suerte de instrumentos de la comunicación, ¿para qué el mismo boato de siempre, si se quiere evitar el despilfarro?


      Me lo preguntaba admirando los múltiples colores del jardín, cuando sobre el flamboyan, que va perdiendo sus hojas, un pajarillo diminuto y multicolor se posa. Cuando canta me hace una delicia la mañana. Arrebatándome de misticismo inoportuno, le aplaudo y rompo la dulce quietud. Mi ruido lo hace huir, y pierdo el mágico momento. ¿Debería ser así la auténtica humildad, que desprecia cualquier tipo de halago?

 

   ¿Sabrá Alguien dónde radica la medida de determinadas cosas?

 

Escribir comentario

Comentarios: 0