Lo destructivo del miedo

   El miedo es lo más destructivo de la vida. El miedo es más peligroso que el hambre.

  

   Tengo miedo. Tengo miedo de quedarme completamente solo, tengo miedo de no ser amado, de no ser famoso, de no ser alguien en este mundo… ¡miedo! Y debo deshacerme de él. ¿Se liberará la mente poco a poco? ¡No, debe hacerlo instantáneamente!

 

   Creemos que la crisis está fuera de nosotros, en lo político, en lo social, en lo económico, que está en el exterior. Pero la crisis está en lo interno, pero no estamos dispuestos a afrontarlo.

 

   El orden interior, el Silencio, es de las cosas más difíciles de conseguir. La relajación produce orden; la contradicción produce desorden. ¿Cómo puede uno ayudar a otro si padece la misma enfermedad? Donde hay dualidad, hay dependencia, por tanto miedo.

 

  Debemos buscar la Verdad absoluta e incondicionada, sin religiones ni sectas. Que el Hombre sea absolutamente Libre...

 

    Estamos desatentos y fortalecemos el miedo. Estar atento es Observar al tiempo, observar en el mismo proceso de examen. Pero no observar con ojos críticos, con ojos embotados, así no hay nada que observar... Observo al árbol, no lo examino. La observación es instantánea.

 

[Estas frases que he puesto hoy como mías y que parecen de ahora mismo, las decía en 1970 el filósofo Juddi Krishnamurti. Me gusta recordarle a menudo, pues su mente es muy clara y nos dice aún verdades tan auténticas como estas de aquí arriba que ya habrás leído si has llegado hasta aquí. Puedes oírlo más largamente, si tienes paciencia e interés de llegar al final, en esta charla de algo más de hora y veinte minutos, titulada ¿Cómo puede uno liberarse del miedo totalmente? El enlace pertenece a la fundación que conserva el legado de este ser tan excepcional   

http://www.jkrishnamurti.org/es/krishnamurti-teachings/video.php ]

Escribir comentario

Comentarios: 0