Las cosas...

     © Alberto Omar Walls

 

    Las cosas tienen la importancia que les queremos dar. Las cosas que nos ocurren tienen el tamaño que buscamos. Las cosas que vivimos, a veces a trompicones, tienen los resultados que en verdad esperamos. Las cosas que evitamos siempre vuelven, con uno u otro rostro, pero vuelven. Las cosas que tiramos al aire, alguna vez caen. Las cosas que decimos, acabamos oyéndolas. Las cosas que amamos, no pueden hacer otra cosa que amarnos. Las cosas que odiamos, nos odian. Las cosas que rompemos, nunca se arreglan. Las cosas que pegamos con la gotita, se les nota las cicatrices. Las cosas que subimos a la cabeza, cuesta bajarlas. Las cosas de las que no sabemos, nunca las conoceremos. Las cosas que experimentamos, nos hacen crecer. La cosa de vivir es como una noria o un bumerán. Quiere decir que las cosas del vivir se regalan a sí mismas, pues son como un vicioso círculo infinito que cuanto más las vives, más Vida recibes. La cosa que necesita de la mucha fuerza, se abre con la debilidad. La cosa de la mucha pena, con la ira. La cosa de la inconstancia, se ilumina con rayos del sol. Las cosas de los deseos se arreglan con azúcar, pimienta y sal.

 

     Ahora, sigue tú...

 

Escribir comentario

Comentarios: 0