¡Menudo chollo!

        © Alberto Omar Walls

 

   No te sientas sola, vive y renueva tus energías comunicativas. Renovarnos en el compromiso de insistir en la autoestima sin orgullos tontos, aunque llueva y truene a nuestro alrededor. Afrontar y dejar pasar la emoción antigua del gran miedo que se enviste de muchas apariencias, y buscar la manera de poner en práctica las ilusiones, las esperanzas, los proyectos, los sueños…

 

      Aunque no creo en las esperanzas ni las ilusiones, ni los sueños, porque son fantasmagorías que la mente crea a diestro y siniestro, pero yo me refiero a la esperanza real sin ilusiones hueras, a los sueños con peso específico que has podido contrastar con tu conciencia y tu propio guía interior, a los proyectos nacidos de tu necesidad de expresión vital.

 

      Porque, desengáñate, no hay guías que puedan venir de fuera a cogerte por los pelos y sacarte a respirar el aire de la vida. El Guía está dentro de cada uno. Si necesitaras ayuda, pues que alguien de fuera, libre de prejuicios y dotado de gran compasión, te ayude. Pero no eternices las dependencias con nadie, ni con la pareja, ni el amigo, ni la madre, ni el grupo, ni los tantos métodos de autoayuda, ni el partido, ni el que se haga llamar gurú…

 

      Sí que es difícil currárselo, pero no imposible: mantener la autoestima, relacionarse vitalmente y conservar la independencia. Y aunque pienses ¡menudo chollo!, creyendo que es inalcanzable, ya estás en el camino...

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Tony (domingo, 26 enero 2014 16:12)

    Conciencia y responsabilidad. Dos pilares grandes, grandes. Gracias por la aportación, Berto.