Una imagen o mil palabras

      He vuelto a visionar esta noche Matrix por décima vez, y me sigue pareciendo una película excepcional. No sólo es poética, sino que registra múltiples hallazgos metafísicos, y te ayuda a realizar tu viaje hacia el interior. Como si estuvieras visionándote por dentro a lo largo de tus siete chakras primarios...

 

       Recuerda que el chakra del corazón es la base de registros y distribución de energías de tus siete cuerpos, al menos mientras estás vivo; que luego ¡quién sabe!

 

     Y es cierto que, a veces, una sola imagen te vale más que mil palabras, ¡pero cuántas sublimes imágenes se pueden crear a partir de unas geniales palabras magistralmente puestas en su sitio y orden!

 

     Esa revelación cristalina, de sublimes sustancias, se me da siempre con el gran maestro sufí Hakin Sanai. Por eso comparto y reproduzco aquí uno de sus poemas. Y no voy a explicar cómo leerlo; eso es cosa de cada uno...

 

 

El Espejo pulido del Corazón

  de Hakim Sanai

 

Tratamos de razonar nuestro camino hacia Él:

no funcionó;

pero en el momento en que nos rendimos,

ningún obstáculo quedó.

 

Él se presentó a nosotros por bondad:

¿de qué otro modo podríamos haberlo conocido?

La razón nos llevó hasta la puerta,

pero fue su presencia la que nos hizo entrar.

¿Cómo podrás nunca conocerlo

mientras seas incapaz de conocerte?

 

Uno por uno es uno,

ni más, ni menos:

el error comienza con la dualidad.

La Unidad no conoce el error.

 

El camino que debes recorrer tú mismo

consiste en pulir el espejo de tú corazón.

No es con rebelión y discordia

como se pule el espejo del corazón,

liberándolo de la herrumbre

de la hipocresía e incredulidad.

 

Tu espejo es pulido por tu certeza:

por la pureza sin aleación de tu fe.

Libérate de las cadenas que has forjado a tu alrededor;

Pues serás libre cuando estés libre de la arcilla.

El cuerpo es oscuro, el corazón brilla radiante;

El cuerpo es mero abono, el corazón es un jardín florido.

 

[Del libro Hadiqatu'l Haqiqat de Hakim Sanai, El Jardín amurallado de la Verdad]

Escribir comentario

Comentarios: 0