Tu protector de ondas


 

[De la serie: El poder de la creación]

 

© Alberto Omar Walls

 

        Si sientes que todo se te está desmoronando a tu alrededor, como si fuera un polvorón de navidades, cuando se deshace entre las manos, entonces, detenlo todo. Vuélvete, entonces, a tu lugar más tranquilo donde puedas sentir tu ADN totalmente pacificado, primero, casi adormecido, y luego ayúdale a entrar en una frecuencia cada vez de más alta vibración. Y como hemos de vivir en comunidad, no por obligación, sino porque los problemas se superan mejor siempre en grupo, llégate de nuevo a vivir habiendo activado ya tu protector de ondas.

 

      Me explico: todos sabemos que existen en la naturaleza muchos seres que nos sirven como protectores de ondas negativas, aunque no nos hayamos parado a pensar en ellos. Algunas piedras naturales tienen ese valor, como la shungit, por ejemplo; como es lógico, muchos de los árboles de los bosques frondosos, ciertos fósiles milenarios, el mar no contaminado, las alturas del Teide...

 

 

         Y nuestra imaginación y poder creativo.

 

Por tanto, un protector de ondas se trataría, en el campo físico, de un ser inteligente que te protegerá de los campos electromagnéticos estresantes. Bien hasta aquí, perfecto, ¿pero y si no se tiene a mano ninguna ayuda real, sea piedra, mar o árboles?, ¿qué hacer? Muy fácil, hay que recordar siempre que nuestro cerebro derecho es muy creativo y desarrolla una gran imaginación espacial. Utiliza tus propios poderes y activa esa capacidad humana. Pinta en un papel, o simplemente visualiza tu propio protector de ondas, el que sea, el que te sirva para tus fines de limpieza, ¡existen miles de dibujos y hologramas cargados de poder transformador y transmutador!, ¡busca, investiga y asume la responsabilidad de conectarte cada vez con uno de los tantos elementos mágicos que se nos dan!: trasládalo a tu corazón y… ¡Actívalo! ¡Llevándolo hasta ahí recibirás su beneficio! Y ten siempre la convicción de que has logrado cerrar un circuito creativo, porque has creado una realidad basándote en tu propia conciencia y voluntad de ser.

 

Y, porque la Naturaleza siempre nos dará la razón.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Cristina Sanz (domingo, 03 mayo 2015 22:23)

    Muchas gracias, yo hace 23 años conocí a una gran persona que es mi gran protectora de ondas...una gran mujer y amiga...Mónica Omar