Cuerpo de Luz

 

 © Alberto Omar Walls

 

 

LUZ

La luz es como el hilo para las cuentas de collar. Las perlas son los astros. Así, en las distancias, ni se pierden ni se ofuscan. Alguien que mucho sabe tendrá puesto al cuello, quizá para embellecerse, este collar de luz.

 

INFANCIA VELOZ

Alguna vez en algún gran baile o danza espacial, el hilo de collar quiera expandirse hasta el desgarro para ver cómo las cuentas de astros se lanzan en todas direcciones. Pero he ahí que la luz, impulsada por la danza, correrá tras cada cuenta en movimiento. Parecerá irlas engarzando en la velocidad, retrocediendo para alcanzar el recuerdo, a la búsqueda de la niñez. Mas abierta la danza, el collar en estampida seguirá formándose porque es la luz quien asaeta las cuentas, recontándolas en su hallazgo cada vez con mayor prisa y voluntad de ser. Por eso el cosmos quizá crezca y por ello la luz cada vez se esmere más en la urgencia por allanar distancias. Si se expande el cuerpo del collar, es la luz quien aumenta su velocidad.

 

PLACER DEL ÁTOMO

Podría ser que esta velocidad actual de la luz se la confiere tu evolución mental. Son cosas salidas de cuento de luz, que, insisto, cuando ella te ocupe con mayor vibración quizá ya seas otro distinto al de ahora. Y la danza será un mayor goce y vivirás alegrías como las panderetas que emocionan vidas de libertad.

 

DESPIERTAS DESDE LA LUZ

Cuando hay luz todo ambiente retomará esa densidad infantil que sólo renace en nuestro recuerdo cuando visitamos de mayor el barrio de nuestros juegos y carreras para ir a ninguna parte. Sólo para experimentar el sagrado rito de crecer…

 

FOTOGRAFÍA SOBRE EL TIEMPO

¿Quién dice que la luz no está expresándose en unos ojos o en aquella voz que ahora oyes resonar en la memoria –tuya o suya –, en esos andares de cuerpo joven o viejo, qué más da, que atraviesan el aire llenando este ambiente espeso nuestro de millones de fotografías invisibles? ¿Es que acaso no es también la luz la gran histriónica que se transforma y reconforma sin darte descanso para asumirla, atrapándola en un final? ¿Jugará a ser la oronda imaginación universal, en ese inacabable recrear? La incansable luz, la gran insatisfecha, la que acuna, replantea y conforma todo, ¿de qué clase es?

 

BOLA DE LUZ

¡Mírate ahora mismo, bola de luz en vida y reconoce tu milagro corporal en el espacio infinito que crece! Si ella crea porque es Luz y tú misma eres una forma que su incidencia desvela, ¿qué te impide continuar la rueda de la recreación? Abre los brazos y expándete luz. Abre tu boca y crea sonido de luz. Siente tu corazón luz que busca y encuentra danzar y corretear espacios abiertos de luz, para ti extraños, pero que a la luz le son tan cotidianos. Intenta orquestar voces ayer desconocidas, para estrechar manos.

 

SER Y ESTAR

Es la luz hoy la que  me ha sacado del marasmo y ausencia en el que dejé caerme. Ella es la que me retorna y yo buscándola la acojo en mi pecho y en mi muerte meciéndome. Me dejo llevar. Paréceme un vals o el juego de unos schertzos de Mozart, pero tan recio y hondo su encaje que me asombro del poder que alcanzo. En la luz sólo quiero ser luz, aunque añoro el abrazo y el rostro amados. Cuándo oh eterna luz veré tu luminosidad emanar del otro ¿y cuándo seré yo entrega en algún pecho que acogiéndome nos agrandamos ambos en la misma luz? Esperar es parte del destino de la libertad.

 

SOLO LUZ

Cierro los ojos. Siento y veo con la mente esa bola de luz frente a mí. Es poderosa y se concentra como un puño. Poco a poco se me acerca y ocupa. Se expande y me llena plenamente en el centro del cuerpo. A poco se expande por  completo por todas y cada una de mis células. Luego, ahíto de luz, continúa su expansión hasta el infinito. Abro los ojos y siento que todo alrededor es luz.

 

FORMAS

Cuando eres luz, tus manos podrán ya ser barro o cristal, porcelana o hierro. Y tus ojos, mares, chispas o nenúfares. Y tu cuerpo, río avivado, montaña o universo. Todo es ya constelación silente de las tantas formas que en movimiento semejan luz. La Luz renace allá donde el Silencio deja de soñar que es Verbo


MAGMA Y EROS LUZ

Danza improvisada al comienzo. Almas sorprendidas en fuego y frío. Milenios tallados. Magma apresado en instantes. Magma reducido vive sueños de guerrero. La Isla oculta sus venas entre piedras de cuerpos. En cada arruga de terreno bullen vidas. Cada roca guarda el universo clamando movimiento incesante. Está ahí  el silencio que se ha cuajado de formas, aliado con la soledad. Cuando el magma se hace minúscula porción de polen, viaja libre en el espacio y si late surge la palpitación orgánica inocente, ahondada en el sigilo.

 

THANATOS LUZ

Espíritus de isla braman ahí debajo, energía contenida, naturaleza primitiva. Siempre está una ciudad oculta bajo crestones de siglos viajeros, amansadas carnes de barro. En la superficie, el primer grano de vida mineral se hizo tajinaste rojo, nepeta, alelí o poleo, violeta del Teide. Todo se engarza desde lo imposible a lo posible por desconocidas sutilezas. La Iluminación, la luz de vida penetra hasta el corazón de cualquier isla habitada o por nacer,  asaetando ocultos destinos de seres. La luz persigue corpúsculos de sombras y los vence con soplos de hallazgo. 

Escribir comentario

Comentarios: 0