Cuestión de fe

        Va de velocidades intergalácticas y de aceptar cada día más misterios físicos. Por lo que confieso que me apasiona sólo presentir lo recóndito del espacio infinito que se abre a lo largo y ancho de este universo de cuatro dimensiones [3+1 dimensiones: tres espaciales más una temporal] y aún más nos apasionaremos cuando seamos capaces de adentrarnos en el conocimiento profundo de otras dimensiones y mundos. Pero ya no asombra, sin irnos tan afuera, oír hablar de que el espacio se curva en los niveles subatómicos. Porque comprender que exista masa en el insignificante electrón, o que interactúa la magia creativa-destructiva de los agujeros negros y el gravitón, o mediador de la fuerza gravitatoria, o que aceptemos las fluctuaciones de vacío, y hasta que afirmemos que no existen los supuestos puntos sino la teoría de cuerdas, porque el mundo está hecho solo de cuerdas, acabamos comprendiendo que todo, lo de arriba y lo de abajo, lo cercano y lejano, todo, sigue siendo cuestión de fe…

 

    Las distancias supergalácticas las aceptamos casi sin incredulidad ni pasmo, como algo cotidiano, simplemente como si fueran minucias, ¿pero sabremos cuáles sean las distancias microgalácticas que se guardan entre un protón y un electrón, o entre el muón y el tauón?, ¿o cuándo algunos leptores, nuestros queridos protones y electrones, están realizando cierto tipo de interacción con el controvertido y veloz neutrino? Supuestamente tenemos integrados muchas cuestiones que hasta hace muy poco eran misterios. Pero en realidad apenas sabemos cuatro o cinco cositas de ahí fuera, ya que aún nos falta mucho por saber sobre lo que ocurre aquí dentro, si tenemos en cuenta lo muchísimo que aún le queda al sesudo y obstinado científico de laboratorio por descubrir. Para que luego nos lo cuente… ¡Ay, qué lento va todo esto y qué complicado se pone!

 

       Bien, vayamos a lo que íbamos hoy: ¿no les parece aún un gran misterio lo de los cometas? Me refiero a esas fosforescentes estrellas fugaces que antes, cuando pequeños, les pedíamos ciertos deseos que hemos olvidado si al fin alguno se cumplió. Dicen en Wikipedia que los cometas son “…cuerpos celestes constituidos por hielo, polvo y rocas que orbitan alrededor del Sol siguiendo diferentes trayectorias elípticas, parabólicas o hiperbólicas. Los cometas, junto con los asteroides, planetas y satélites, forman parte del Sistema Solar. La mayoría de estos cuerpos celestes describen órbitas elípticas de gran excentricidad, lo que produce su acercamiento al Sol con un período considerable. A diferencia de los asteroides, los cometas son cuerpos sólidos compuestos de materiales que se subliman en las cercanías del Sol. A gran distancia (a partir de 5-10 UA) desarrollan una atmósfera que envuelve al núcleo, llamada coma o cabellera. Esta coma está formada por gas y polvo. A medida que el cometa se acerca al Sol, el viento solar azota la coma y se genera la cola característica. La cola está formada por polvo y el gas de la coma ionizado.”

 

     Nuestro amigo Juan nos envía una información sumamente sugerente sobre el planeta ISON, próximo a destruirse o modificarse, pero que se podrá divisar estos días cerca de la Tierra. Nos dice que en la actualidad el cometa ISON está en magnitud 4 por lo que ya es un objeto visible a simple vista, justo al amanecer en dirección sureste. Se encuentra muy cerca de Mercurio, también visible antes del alba. La ventana de observación será cada vez más corta debido a que el cometa se está acercando rápidamente al Sol. El día clave será el próximo jueves, 28 de noviembre, a las 18:25 UT, Tiempo Universal, en que ISON alcanzará su perihelio o máximo acercamiento al Sol. Pasará a tan solo 0.012 UA del centro solar [1.800.000 km, y debemos recordar que el diámetro de nuestra estrella es de 1.300.000 km], y a una velocidad de 1,4 millones de km por hora. La acción de la gravedad solar, las altas temperaturas a las que se verá sometido por muchos factores, y la intensa radiación del Sol, pueden desintegrarlo. Para entonces sabremos si ISON habrá llegado al final de su vida. Por ello, cada día siguen los especialistas sus pasos por el espacio sideral. Si estuvieras interesado en lo que ocurre ahí fuera, para una información más completa lee y observa imágenes y vídeo que nos proporcionan en la siguiente dirección del IAC:

http://www.iac.es/divulgacion.php?op1=16&id=825

 

       ¿Pero verdad que todo, o casi todo, sigue siendo cuestión de fe?

Escribir comentario

Comentarios: 0